Se parecen pero no lo son: diferencias entre punción seca y la acupuntura

Si hay algo en lo que irrefutablemente la acupuntura y la punción seca se parecen, es precisamente al uso inevitable de agujas en el cuerpo. Sin embargo aunque parezcan procedimientos similares, ambas tienen un propósito

Si hay algo en lo que irrefutablemente la acupuntura y la punción seca se parecen, es precisamente al uso inevitable de agujas en el cuerpo. Sin embargo aunque parezcan procedimientos similares, ambas tienen un propósito y una forma de aplicarlas, lo que hace diferenciarlas a toda costa gracias al fin que tienen.

acupunturafiv

La acupuntura por ejemplo la conocemos muy bien por ser originaria de la Medicina Tradicional China y luego adaptandose en todo el mundo, hasta llegar a sitios como acupunturafiv que hacen que este al alcance de nuestros celulares. Emplean una filosofía de equilibrio como lo es el Ying y el Yang. Este método y creencia se basa en que cuando existe un desequilibrio en nuestro organismo es allí cuando aparecen múltiples enfermedades que nos aquejan, y las agujas que se insertan estratégicamente en la piel de forma superficial logran combatir los malestares de nuestro cuerpo.

En cambio la punción seca prosigue una metodología más científica que “espiritual”, siendo así aplicada por profesionales como los fisioterapeutas, estudiando cada patología que pueda afectar los músculos del cuerpo, así como los huesos, tendones, entre otros. Si bien ambas intervenciones emplean agujas para mejorar afecciones, existen razones para entender que son dos metodologías completamente distintas.

Algunas diferencias

En la acupuntura el profesional encargado debe evaluar primero al paciente para saber específicamente qué es lo que le está afectando y cómo puede remediarlo según sus conocimientos, debido a que las agujas que se insertan en la piel no son colocadas de forma aleatoria sino a través de puntos estratégicos que son claves para aliviar la dolencia.

Estas pequeñas agujas se inyectan superficialmente, por lo que no llegan a sangrar al paciente ni mucho menos a causarle ninguna especie de dolor físico. Una sesión de acupuntura puede durar 20 minutos, además que no solo trata malestares físicos sino también es capaz de aliviar el estrés, ansiedad y demás malestares que no estén estrictamente ligadas con el dolor físico.

En cambio la punción seca sus agujas son mucho más largas pero tan finas colonias hebras de un cabello, y aunque se pueda sentir un poco de dolor durante la intervención, esta no llega a durar más de 5 minutos. Las agujas tocan justo en el músculo a tratar, y al finalizar la sesión la persona siente un alivio total de sus malestares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *