Cursos de técnicas de ventas

Los cursos de ventas, son  importante si te quieres formar como un agente en ventas que conozcas lo que debes hacer para aumentar tus posibilidades de cerrar una venta, para eso existen las técnicas de

Los cursos de ventas, son  importante si te quieres formar como un agente en ventas que conozcas lo que debes hacer para aumentar tus posibilidades de cerrar una venta, para eso existen las técnicas de ventas lo que las hace fundamentales para tu formación.

¡Sigue leyendo este artículo para conocer más sobre esta valiosa información!

En este post te mostraremos lo más primordial para que sepas que de verdad necesitas un curso de técnicas en ventas. Debes saber que muchos de estos cursos son muy adecuados a todas las disponibilidades ya que gran mayoría de estos se realizan vía online. Si quieres conocer más, no dudes en seguir leyendo atentamente.

¿Qué es una técnica de ventas?

Todos los vendedores aplican técnicas o métodos con el fin de aumentar sus ingresos y contribuir con una venta más eficaz, es decir, cerrar de forma más segura cada venta. Una técnica puede variar dependiendo del nivel al que se vende, con quién se trata y el interés del usuario que comprará.

Tomando estas diferentes características se puede decir que existen muchas técnicas de ventas desarrolladas por especialistas muy ingeniosos que cuentan con una larga experiencia en este campo. Es importante saber que en una única venta se puede implementar más de una técnica.

Dos técnicas de ventas

El método SPIN es nuestra primera técnica y se trata de hacer las preguntas correctas. Aquí se debe dejar hablar al comprador para no hacer preguntas erróneas que te harán perder la venta. SPIN es un acrónimo que significa Situación, Problema, Implicación y Necesidad, en donde debes hacer preguntas para implementar cada una de ellas.

  • Primero te debes entender la situación, cada venta es diferente y debes comprender al cliente para saber si tu oferta puede satisfacer sus necesidades.
  • Seguimos con el problema que se basa en hacer consciente al cliente en que tiene un problema y que conviene resolver.
  • La implicación se focalizar el impacto negativo de los problemas y enfatizar en el apremio a través de preguntas.
  • Por último la necesidad o beneficio ayudarán a darse cuenta del valor de una solución, para que el propio comprador se dé cuenta de la cantidad de beneficios.

Continuamos con el método SNAP, este trata de no sobrecargar de información el comprador para que no tenga que decidir entre dos productos tan rápido. Él se concentra en la forma en que los clientes toman las decisiones para que ellos concluyan que tomaron la decisión correcta. Esto se logra a través de tres pasos.

  1. Dar acceso: La mayoría de los usuarios son saturados con distracciones e información que hacen pensar que los agentes de ventas son sólo una pérdida de tiempo. Aquí tu tarea es ganar tiempo, ofreciendo información importante como un contacto, ya sea por teléfono, email o una red social.
  2. Comenzar un intercambio: Ya cuando el usuario se anime a hablar contigo tienes que demostrarle el valor de tu oferta. Teniendo en cuenta las palabras negativas que usa como pueden ser obstáculo, reto, preocupación u otra.
  3. Selección de recursos: Es común que luego de acceder a una venta los agentes se vuelvan muy amables, pero tú debes cambiar eso. Tienes que intentar orientar al cliente en su decisión, siendo flexible, mostrando pros, contras y lo tú ofreces.

Debes hacer estos encuentros sencillos, respetando al comprador, ganándote la confianza del cliente, aconsejándolo en su caso personal y planteando las prioridades que pueda llegar a tener, lo que te permitirá cerrar la venta.

¡Si te gustó este artículo visita nuestro sitio web para más contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *